WEEKEND #FenómenoLidl
Un antes y un después

Gracias a @Lidlespana y a la suerte que tengo de ser una de sus embajadoras de #FenómenoLidl, he podido disfrutar de esta experiencia y de productos de primerísima calidad. Por el momento vital en que transcurrió, siempre estaré enormemente agradecida.

Fue un fin de semana de octubre. Me alquilaron una furgoneta Volkswagen T5 California y cogí “carretera y manta” desde Barcelona a Ainsa (Huesca), directa al camping Peña Montañesa. Quería disfrutar de la montaña, cargar energía y vivir esta aventura.

Era crucial para mí por el momento en que estaba, superando recientes cambios profesionales y personales que habían sido duros, y por la zona, ya que Aínsa me traía buenos recuerdos de esos que sabes, con cierta nostalgia, que no revivirás jamás. Pero quería ir, necesitaba hacerlo y dar un paso al frente. Así que no lo dudé y ha sido la mejor decisión que pude tomar, un antes y un después.

Al llegar el viernes por la noche instalé la furgoneta en una parcela del camping, me hice una cena exquisita con productos que traía de Lidl y, tras dar un paseo para coger sueño, me metí en el saco a dormir con el corazón en un puño, con la incógnita de cómo sería el fin de semana que acababa de comenzar.

Amaneció soleado. Desayuné y conduje hasta el Parque Natural Posets-Maladeta. Allí hice mi primer trail, siguiendo la ruta de Virgen Blanca, Tabernes, Puerto de la Madera, Granjas de Viados y vuelta a Virgen Blanca. Fue un recorrido impresionante, viendo el Pico de Culfreda, Gran Bachimala, Sarbre, Posets y Pico de Eriste norte y central. Unos 18 kilómetros y 1.100m desnivel positivo. Los picos nevados daban la bienvenida al invierno, ¡al que le tengo unas ganas locas!, y el día despejado con aire frío de las altas montañas me llenaba los pulmones de la más absoluta vitalidad.

Comí algo al llegar a la furgoneta y conduje hasta Francia, donde subí al Cap de Long. Lástima que había mucha niebla y no pude disfrutar de las vistas del Valle de Aure, pero incluso así, subiendo por esa carretera tan estrechita y entre paredes verticales de roca…la ruta fue para enmarcar. Me acompañaba la BSO de la película Into The Wild, una de mis preferidas y tremendamente apropiada para esta aventura. Sonreía.

Regresé al camping a ducharme y a ponerme ropa seca y calentita, y me fui al pueblo de Ainsa, en la comarca de Sobrarbe. Tiene un casco histórico medieval declarado Conjunto Histórico-Artístico desde 1965, con una plaza mayor llena de encanto situada a continuación del castillo. Allí cené en uno de los restaurantes a los que solía ir, una buena carne y una copa de vino tinto. Todo sucedía a cámara lenta y deseaba que no acabase nunca. Me sentía fuerte, vital y segura de mí misma.

La noche fue mágica. Metida en el saco de dormir dentro de la furgoneta, repasé uno a uno cada momento del día y me sentí feliz de estar allí. Sola y sin embargo sintiéndome tan acompañada…algo estaba cambiando.

Al día siguiente madrugué y, con café en mano, decidí el trail que haría. Mis piernas pedían guerra así que cogí la furgoneta dirección al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con el objetivo de subir al Balcón de Pineta.

La ruta arrancaba por un espectacular bosque con alfombra de hojas de color cobrizo del otoño.

A medida que iba subiendo la vegetación desaparecía y el paisaje era totalmente rocoso, hasta llegar a la cima, donde no daba crédito del espectáculo de la naturaleza que estaba viendo y viviendo…Me quedé un rato sentada. Hacía frío, pues se había levantado viento, pero no importaba…allí estaba yo, llenándome de vida. Fui consciente de la suerte que tenía. Y la bajada como tanto me gusta: dejándome llevar, volando por la cresta y por el sendero con pedregal hasta llegar de nuevo a la hojarasca del “bosque encantado”.

Apenas 12 kms, no podía alargar mucho más la jornada, pero ¡me supieron a media vida! Comí en la furgoneta, en ese enclave tan único.

Y por un instante se detuvo el tiempo.

Volví al camping, organicé mis cosas y de nuevo rumbo a Barcelona con la sensación de haberlo conseguido, consciente de que estaba viviendo un nuevo capítulo en mi vida...Viví el AHORA, me reconcilié conmigo misma y sentí que VOLVÍA A EMPEZAR DE CERO.

Hoy miro agradecida al pasado, ¡me ha dado alas!, y optimista a mi #PresenteYFuturo. Con infinitas #GanasDeMas.

Gracias, @Lidl.
#FenómenoLidel #MeGustaLidl

Outfit cortesía de Haglöfs, Odlo, Matt, On running, +8000, Arch Max, Salice, Mbt Running, Hanker-Sports, Superdry Sport y Crazy Idea Spain.


Otros posts

martes 30 junio
"No tengo fuerzas para rendirme", CaixaBank Talks, Paula Fernández-Ochoa
Leer el post