"¿Cuál es el pretexto que siempre nos ponemos para "saltarnos" un entrenamiento? La generalizada “falta de tiempo”. Cierto que vivimos en un mundo acelerado pero, aun así, no es cuestión de tiempo sino de ganas. Igual que compartimos horas de ocio, familia, viajes, etc. con trabajo, reuniones, gestiones y el resto de obligaciones de nuestro día a día, también debemos agendar el deporte entre nuestras prioridades. Además, si no somos capaces de organizarnos y liderar nuestra propia vida, ¿cómo vamos a extrapolarlo a otros ámbitos, como el profesional, y gestionar equipos o liderar proyectos? No hay excusas.

Seguir leyendo: link


Otros posts

martes 24 diciembre
Estás loca... ¿Cuándo vas a sentar la cabeza?
Leer el post