UN VIAJE DE EMOCIONES

La emoción es algo que nos pone el cuerpo en un estado extremo, puede ser de alegría, de tristeza pero desde luego no nos deja indiferentes, emprendamos un viaje lleno de emociones…

El 25 de marzo del año 2012 a las 8.30 horas de la mañana de un domingo lluvioso mi inseparable amigo Jesús Oliver y yo mismo nos disponemos a terminar un objetivo que hacía 6 meses habíamos empezado, no era otro que el de terminar una maratón y lo hacíamos para dar visibilidad al cáncer infantil, una enfermedad de la que pudimos saber. Y también como lo viven sus familias tras una visita en la “La Casa dels Xuklis”, la primera emoción que nos encontramos en este viaje es ver las lágrimas de una mujer que tenía un niño con cáncer y que no entendía por qué dos personas con hijos sanos estaban dejando parte de su tiempo, esfuerzo, vida por ellos….

Aquello nos impactó y nos enseñó que aunque “no te toque”, aunque no tengas a ningún ser querido "afectado” también puedes hacer cosas por los demás y eso hicimos y hacemos desde el año 2012.

Llegamos a la meta impregnados en emociones, en lágrimas y no con poco esfuerzo…habíamos puesto los cimientos para continuar por un camino que de una manera indirecta nos llevaría a crear Egoísmo Positivo pero eso sería más tarde, años atrás.

Al siguiente año nos adentramos en una enfermedad llamada SanFilipo, una dura enfermedad que afecta a los más pequeños y que en muchas ocasiones acaba con ellos en plena adolescencia, y para darle visibilidad nos fuimos a recorrer Cami de Cavalls a la isla de Menorca, 185km corriendo, 185km de fatiga, de dureza, de aprendizaje….pero aun destrozados nuestra salud era buena, y había que dar visibilidad a aquellos que la suya no era tan buena.

Conocimos a la mama de Pol, un niño con esta grave enfermedad y una vez más al hablar con ella viajamos llenos de emociones, de miedo, de respeto, de impotencia al ver como por más que hacia el reloj marcaba inexorablemente el camino hacia el final…ufffff nunca lo hablamos pero estoy seguro que a Jesús también le recorrió un escalofrío que inundó su cuerpo.

Ese proyecto, ese reto de Sanfilipo nos hizo aprender mucho, conocimos casos duros y nos dimos cuenta que había que seguir cooperando y estando al lado de personas, familias que debido a las mal llamadas enfermedades “raras” están muy solas. Hablando de emociones y viajando con ellas recuerdo bastante charlas en colegios donde al explicar la enfermedad de sanfilipo y comentar que hay un índice muy alto de niños que no superan la enfermedad, algunos de los oyentes lloraban, me miraban a la cara como que no se creían lo que les explicaban, una niña de un cole de Rubí tuvo que salir de la clase porque no aguantaba el llanto. Viajamos acompañados de emociones.

Antes de iniciar el camino en egoísmo también se ha colaborado con Proyecto Pol, con Corre Amb Mi y Correm Junts, aprendiendo y disfrutando de días llenos de emociones,….todo ello ha servido para crear un proyecto que un 4 de octubre del año 2015 comenzó a caminar:
EGOISMO POSITIVO.

Si hablamos de emociones el sitio donde no dejan de surgir es una carrera con Egoísmo, creo que aglutinamos muchos…. Cariño a los demás, esfuerzo, amistad, valentía, superación, alegría, deporte, inclusión, fiesta……

Un buen día Jesús y yo decimos que la inclusión tenía que ser nuestra bandera y que lo íbamos a luchar a través de un proyecto, no sabíamos el nombre pero teníamos claro por lo que íbamos a luchar, tras un poco más de dos años debo decir que lo más bonito que hemos vivido sin duda ha sido ver cómo otra gente es feliz durante un buen rato….personalmente me quedo con ello.

Seguiremos aportando cariño y alegría allí donde nos permitan estar, y seguiremos luchando por conseguir que algo que no debe ser extraordinario se convierta en algo normal.

Alex Parreño
Cofundador egoísmo positivo
@alexparre10


Otros posts